53 laicos comprometidos de la Arquidiócesis de Valencia concluyeron la formación para ser catequistas

PRESENCIA PASTORAL (22-12-2016).- Luego de un periodo largo de formación un grupo de laicos comprometidos de la Arquidiócesis de Valencia recibieron la acreditación oficial para ejercer el ministerio de la catequesis en sus respectivas parroquias.

La escuela básica de formación para catequista comienza en febrero, reuniéndose los cuartos fines de semana de cada mes, en los tres centros de formación de catequistas (CEFOCA), en esta edición se realizaron en el CEFOCA “San Agustín” en Guacara, CEFOCA Montalbán y CEFOCA Valencia en la Candelaria.

La formación de los catequistas está basada en el acompañamiento para crear el estilo de Jesús adaptado a esta época, es decir con características de alegre discípulo misionero, capaz de acompañar en la iniciación a la vida cristiana a otros hermanos y niños. Durante el periodo de formación de 130 horas teóricas y prácticas los nuevos catequistas actualizan sus conocimientos, pero sobre todo aprenden a aplicar el método antropológico para que la catequesis parta de la realidad encarnada de cada persona, de cada familia y de cada comunidad. La formación estuvo a cargo de los laicos que sirven en el secretariado de catequesis como formadores de catequistas, son facilitadores de conocimientos y de experiencias que ayudan a madurar y a crecer en la fe a los nuevos hermanos para que ellos a su vez se conviertan en acompañantes de la fe en sus respectivas comunidades.

Los nuevos 53 catequistas, de varias edades, vienen de distintas comunidades parroquiales de la Arquidiócesis de Valencia, Divino Niño Jesús, María Madre de la Iglesia, Ntra. Sra. del Carmen San Joaquín, Cristo Rey, Ntra. Sra. del Carmen en Mariara, san Juan Pablo II, San Juan Apóstol, Santa Eduviges, San Juan Bosco, San Juan Bautista, Ntra. Sra. de las Mercedes, san miguel arcángel, Inmaculada de Camoruco, maría Madre del Redentor, Santa Marta, San Diego de Alcalá, inmaculada Concepción en Montalbán y San Rafael de Bejuma. Ellos son enviados por sus párrocos luego de haber concluido un período de formación doctrinal elemental. Generalmente muchos de ellos ya están ejerciendo el ministerio de la catequesis, con esta nueva etapa de escuela básica, que además cuenta con el aval del Instituto Nacional de Pastoral de la Conferencia Episcopal de Venezuela (INPAS), egresan listos para poner en práctica el método de la catequesis propuesto por el Concilio Plenario de Venezuela.

El acto de graduación que se llevó a cabo el domingo 11 de diciembre, comenzó con la Solemne Eucaristía presidida por el director del secretariado el presbítero licenciado Antonio Arocha y animada por el ministerio de música “Gena” de la parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” de la Isabelica. La imponente pero al mismo tiempo sencilla liturgia del segundo domingo de adviento estuvo a cargo de los mismos integrantes de la Escuela. Durante la homilía el padre Arocha insistió en los desafíos del catequista de hoy en Venezuela, destacando la figura de Juan el Bautista, como un valiente profeta, catequista que nunca cesó de anunciar y denunciar en un contexto adverso y desviado. “Estamos en una hora difícil para nuestra patria, no sólo por la mala conducción sociopolítica de nuestro país, también por la deshumanización de nuestra gente y la pérdida de la conciencia moral, por eso el catequista de hoy esta llamado con su testimonio a predicar el Evangelio que humaniza desde su propia comunidad y a iluminar la conciencia de los hermanos que andan inmersos en la obscuridad de la corrupción”, puntualizó Arocha.

El acto protocolar de entrega de certificados se llevó a cabo en la sede del secretariado de catequesis de la Arquidiócesis de Valencia. El presídium estuvo conformado por los coordinadores de los CEFOCA, las catequistas Rosa Colmenares de Guacara, Paola Fontalvo de Montalbán y Mildred Navarro de Valencia. También estuvieron la catequista Milagros Guerra, coordinadora general de la escuela y el presbítero Antonio Arocha. La solemne sesión inició con la lectura del acta a cargo de la maestra de ceremonia, la catequista Mildred Navarro, luego fue firmada por la coordinadora general y por el sacerdote respectivamente y de esa manera dio inicio a la consignación de los certificado a los nuevos catequistas quienes se encontraban acompañados por sus familiares. Fueron reconocidos los mejores estudiantes, los catequistas: Dankert María Gabriela de la parroquia María Madre de la Iglesia, María Gloria de Contreras de la parroquia Santa Marta y Fanny Oliveros de la Parroquia San Rafael de Bejuma. También fueron llamados algunos para integrar el equipo de formadores de catequistas para los próximos años. Durante el acto los catequistas Rosa Colmenares en representación del cuerpo de formadores, Milagros Guerra como coordinadora general y José Silva, dirigieron sus discursos para manifestar sus experiencias durante el periodo formativo. También el presbítero Arocha expresó sus saludos y agradecimientos en nombre del arzobispo de Valencia Excmo. Mons. Reinaldo del Prette. El acto concluyó con un ágape fraterno organizado por los mismos catequistas.

Presencia Pastoral || Prensa || AA

Gráficas: Cortesía